LA PESCA SUBMARINA PARTE III

Parte 3

 Ecología

 La pesca se ha visto muy parada y muy mal vista,  lamentablemente por los cientos de pescadores que sin conocimiento e ignorancia  vamos al agua a sacar lo que sea y todo lo que se mueva justificándonos que es comestible,  hemos agarrado una fama de depredadores y de que estamos acabando con la fauna marina y la realidad  es  que por falta de preparación deportiva, técnicas, desarrollo físico y  formación van al agua a matar lo que se les atraviese. Salen del agua con unos ensartes de pescados de todo tipo y diminutos tamaños que lo que dejan para los conocedores del medio,  mucho que desear.

En otros casos vemos con asombro  como salen algunos inconscientes pescadores hasta con tortugas mostrandolas como trofeo (ya no mucho porque están consiente que van a ser penados)  siendo estas especies prohibida su caza ya que están en vía de extinción. (La captura de las tortugas es penada por la ley con pena hasta de cárcel).

En la pesca competitiva se tiene un reglamento donde se limita el peso de las especies, se capturan ciertas especies, no es todo lo que se mueva lo que se saca y se limita la  cantidad de capturas, todo animal que se pesque debe tener cierto tipo de dificultad de captura, debe ser comestible y no debe ser ningún pez en vía de extinción y que no sea un pez de los que llaman decorativos o de coral.

El pescador debe mantener un buen comportamiento y desenvolvimiento en  el medio ambiente donde se desarrolla y desenvuelve y sobre todo en los espacios donde va a pescar, debe ser cuidadoso en la manera como  se maneja en el fondo marino, tratando de ser lo mas ecológico y proteccionista posible, educando nuestro actitud para que genere el menor daño e impacto posible en nuestros fondos y sobre todo  evitando dañar los corales.

Yo sugiero mucho cuando doy las charlas para el porte de arpón que muchas veces y sobre todo en una competencia es mejor  salir con las manos vacías que con un ramillete de peces muy pequeños, coralinos y en otro caso en vía de extinción, donde seremos señalados como depredadores además de ser penalizados y hasta pudiese ser expulsados por sacar una especie bajo esa pena, siempre recordando que debemos dejar en los fondos algo que puedan ver nuestros hijos y nietos cuando tengamos la fortuna algún día llevarlos a conocer nuestros fondos. Debemos respetar nuestros mares y  el medio ambiente.

Para tener buenas capturas debemos aprender a pescar, revisar, conocer  las mejores zonas.  Debemos conocer a  lancheros con con los que vamos a  salir y que nos guíen, son ellos muchas veces los que saben donde se puede pescar mejor.  Tratar de buscar conocer y salir con pescadores con experiencia para que nos aporten sus conocimientos, entrenar para lograr nuestros objetivos y metas, estudiar,  prepararse o tomar un curso para saber que es lo que estamos haciendo cuando vamos al agua, que tipo de pesca vamos hacer,  a que profundidad, de que manera, que vamos a capturar y así vamos evitando seguir sacando todo animal que se nos pare al frente, ya que la experiencia y el conocimiento será la que al final haga de nosotros un mejor pescador.

Dicen que según el tamaño de la cava se saca al pescador, pero creo que es según su tipo de capturas que se conoce al pescador.

Desde Pescaloapulmon le pedimos a todos los pescadores que no solo nos comportemos adecuadamente bajo el agua, también debemos ser mejores ciudadanos en la orilla (en tierra), ya que cuando llegamos con todos nuestros macundales (equipos) siempre somos centro de atención por los fusiles lanza arpones que llevamos con nosotros, aletas y todos esos equipos que portamos, lo que genera mucha curiosidad entre  los playistas y de seguro estarán muy pendientes de lo que hacemos y lo que pesquemos.

Ojalá que no seas tu el señalado como uno mas de los depredadores que hacen pesca submarina.

 

      Notas de interés (quien me ataca)

   Muchos me preguntan que cual es  el animal mas peligros que hay en el mar; y  normalmente preguntan que si la picúa (barracuda) ataca… que si los tiburones nos  van a comer, que si este o aquel pez nos pueden hacer daño…  y siempre le contesto  lo que una vez escuche; el animal mas peligroso es que anda en dos patas  caminando por la arena. Nunca hemos visto a un tiburón o una barracuda en la  arena tratando de hacerle algo a alguien,  o agarrando por el cuello a un tranquilo  bañista para arrastrarlo hacia  el mar.

Muchas personas nos cuentan que vieron o que le dijeron que si una picúa    (barracuda) se le vino encima a atacarlos o los perseguía un día que andaban tranquilos haciendo snorkel, que si un tiburón les vino a morder, que si tal o cual pez los ataco.

En esto quiero ser muy claro, existen ciertos ataques de peces y esto es verdad, pero  es en ciertos y determinados lugares y  por diferentes circunstancias que se deben analizar.   Sin embargo muchas veces es depende de donde estemos pescando, que estábamos haciendo y en que circunstancias nos encontrábamos.  Muchas veces se tiene un pescado ensangrentado en la mano o colgado de la cintura y  en estos casos  si sabemos  de ataques,  pero es por lo que   tenemos en la mano o en la cintura por lo que puede que termine en un accidente.

Pero de todo esto si hay algo cierto, y es que para la cantidad de personas que se bañan en nuestras playas, para la gran cantidad de pescadores submarinos que hacen la actividad frecuentemente en Venezuela y en el mundo,  que andan pescando en diferentes lugares, descubriendo nuevas zonas…  los accidentes  por ataques de algún tipo de pez es  realmente insignificantes.

La picúa especie curiosa, normalmente persigue al buzo o persona que practica el snorkel, o se acerca cuando un pescador submarino le hace una espera,  pero no porque quiere atacarlo, solo es por el hecho de ser curiosa que se aproxima mucha veces a la persona que esta en el agua y esa característica de muchas de ellas es la  que aprovecha el pescador para posarse muy quieto en un lugar en el fondo y despertar su curiosidad y que  por su instinto se venga hacia el pescador y este realice su captura.

El movimiento de su boca que abre y cierra constantemente es normal, siempre muestra sus dientes y no es porque sea agresiva. Los accidentes son mas a menudo cuando una picúa esta muerta ya que  por mala manipulación muchas veces sufrimos un accidentes  y no  por el mismo ataque que pueda realizar ella. En algunos casos cuando la picúa o ciertos animales están heridos y atravesados por la flecha en sus movimientos desesperados por escapar…  puede que arremeta contra el cuerpo del pescador causándole algún tipo de  daño pero no es lo usual.

En algunas playas habitan tiburones que son territoriales y vemos con frecuencia como siguen a los pescadores hasta que salgan de la bahía donde habitan o le comen las capturas que llevan en sus boyas sin mayores novedades,  si no,  un buen susto.

Y  la información que sabemos de los pescadores novatos o experimentados que han sufrido algún tipo de ataques de tiburón u otra especie siempre son en sitios extremos (islas, sitios poco frecuentados y donde habitan tiburones y que se sabe que hay tiburones).  En los sitios donde la pesca es y  al haber muchas capturas el tiburón se alborota excitado por la sangre y  muchas veces se le viene encima al pescador en búsqueda de la presa que esta capturando no tras el pescador.

Pescando en los Monjes, tuve la  experiencia de pescar con tiburones  y cuando tiraba a una picúa el escualo se le iba encima tratando de robarme la pieza, en otra ocasión estábamos varios pescadores pescando picúas y la sangre los alboroto tanto que nos vimos en la necesidad de abandonar la zona de pesca por la excitación de los mismos.

Aun recuerdo como un chiste  lo que le sucedió a un compañero de pesca…  cuando tenia en sus manos una pargo aguadera un  tiburón se le vino encima como para quitarle a pieza, y  al ver el animal que se dirigía hacia el, se vio en la necesidad por el miedo de soltar la el pargo. Pero  también se de algunos pescadores mas osados que han tenido que nadar de espalda y patear fuerte con sus aletas para defender las  piezas capturadas y salir airoso con su pescado.

A  otros les gusta cazar tiburones como trofeos a pesar de la defensa y protección  que se le esta haciendo a nivel de conservación al tiburón en el mundo.

Historias y cuentos podríamos escuchar muchísimos, pero de conocer de mordidas y muertes por tiburón u otro animal en Venezuela hemos escuchado algunas pero  no manejamos estadísticas ciertas y con algún estudio o historial en mano.

La noticia  mas reciente fueron los dos pescadores de Playa Colorada (Año 2009) donde un tiburón ataco a dos buzos y aun las causas son desconocidas a pesar de que pude entrevistar a uno de ellos  y compartir largo rato con este pescador, no se sabe realmente que paso a ciencia cierta y el porque este animal ataco de esta manera a los pescadores,  y lo que se maneja (entre pescadores) es que tenían la pesca encima de ellos y el animal ataco buscando las capturas a pesar de que los mismos pescadores niegan esta versión.

 Otros animales o especies de los que debemos cuidarnos y no por que nos ataquen  si no porque nos tropezamos con ellos son el  Pez León (nueva especie en nuestro  ambiente marino nacional) ya que están ahora encuevados y al revisar una cueva  puede ser que nos tropecemos con uno, la morena que no ataca,  pero si la  molestamos o alimentamos puede que tengamos un accidente,  el erizo que esta  quieto en el fondo o dentro de una cueva en  una rompiente y   al acostarnos sobre  una piedra  o tropezarnos con  un lugar donde el erizo este,  podemos pincharnos  con sus púas bien molestas,   el agua mala  o sus hilachas es otra de las especies  que en el agua genera algunas molestias, al entrar en contacto con ellas genera un  ardor insoportable para aquellos que van sin traje o al pegársenos algunas hebras  alrededor del visor, de quien si hay que cuidarse es de la llamada fragata portuguesa, poco vista pero que causa  un gran daño por lo que debemos evitarlas, pero  como lo escribí anteriormente, estas especies no están en tras de nosotros,  ni siquiera siguiéndonos, nosotros somos los que nos  tropezamos con ellas. Otro cuidado que debemos tener es con el coral rojo que al tocarlo genera una quemadura muy fuerte y normalmente al recostarnos de una piedra o al entrar en una cueva podemos encontrarnos, hay quien lo roce.

Y como dice el amigo Manuel Fuentes hasta un Jurel luego de estar pegado en la flecha en una orilla,  por un descuido nuestro  nos puede dar  unas vueltas con la parada  de la flecha (Nylon) y puede traernos grandes dificultades o hasta ahogarnos. Pero como pueden leer, normalmente somos nosotros lo que creamos las circunstancias desfavorables para tener un accidente…

Nota: La foto de la picua es del amigo Aquiles Peralta.

 

Oscar Ruiz Cubillan

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *